La ausencia de Centros de Atención Primaria permite cobros excesivos en copagos o diferencias

El periódico El Día dice que el Sistema de la Seguridad Social se ha constituido en una gran trampa para los pacientes del régimen contributivo, porque pagan por partida doble los servicios de salud. Explica que esto ocurre porque en la generalidad de los casos en que requieren una consulta médica deben pagar cuotas adicionales que van desde RD$500 hasta dos mil pesos por el denominado “copago”.

Dice que se ha convertido en una mera formalidad el Plan Básico, debido a que los pacientes están obligados a pagar en las consultas una diferencia que, según dice, se ha salido de control de las autoridades.

“Quien quiera evitar pagar esa diferencia cuando acude a una consulta debe contratar a su Administradora de Riesgo de Salud (ARS) un Plan Complementario, una admisión implícita de las limitantes del plan contemplado para el Seguro Familiar de Salud, expone.” 

Agrega que la excusa de las autoridades regulatorias, ya sea el Consejo Nacional de la Seguridad Social o la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Silsaril), así como de las ARS, es que esa distorsión se debe a la falta de la implementación de los centros de Atención Primaria como puerta de entrada al sistema.

Difunde estadísticas de la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados que indican que en el trimestre enero –marzo de este año ha recibido un total de 6,003 quejas y reclamos en el Sistema.

De total, 3,637 corresponden a reclamaciones del Seguro Familiar de Salud y dentro de estas 1,688 corresponden a “trámite de asesoría legal por no cobertura en el Plan de Servicios de Salud”.

Sostiene que esto significa que las atenciones que el afiliado fue a solicitar no están dentro del Plan Básico y la DIDA procedió a solicitar antes a la Sisalril y al CNSS que tomen en cuenta cada caso para fines de inclusión o actualización en el catálogo de prestaciones del PDSS.